Sanación telequinetica | Ser venusiano

Actualizado: 30 jun 2021


Autosanacion Venusiana

***Descargo de Responsabilidad: Esta sanación no reemplaza tratamiento médico, si sufres de mucho dolor y aún no has acudido al médico, hazlo. Esta sanación es solo un complemento.


Esta es una canalización… el ser canalizado es un ser de venus, enseña entre muchas cosas, a sanar a través del poder de la telequinesis.


Telequinesis comúnmente se conoce como el poder de mover cosas con la mente. Esta sanación usa el mismo principio, pero desde la energía, es decir mover la energía con el poder de la visualización. Esta telequinesis se usa para muchas cosas, entre ellas la sanación y auto sanación.


Este ser hermoso, juguetón y cósmico estuvo meses todas las noches en sueños enseñándome. Después lo deje de sentir y un día que me dolía mucho el intestino por la terrible colitis que tenía en ese entonces, lo empecé a sentir y su presencia es tan fuerte que me guio a través de esta sanación. Yo no recuerdo todos los sueños, pero esta sanación está hecha con todo lo que el me enseño durante este tiempo.


Esta sanación está hecha para compartir con cualquiera que lo necesite. A continuación, describiré paso por paso, puedes usarla para cualquier área que te duela, ya sea un achaque, dolencia crónica o enfermedad. De cualquiera forma, es importante recalcar que esto no reemplaza atención o tratamiento médico y que si tienes mucho dolor y aun no te has atendido, lo hagas y uses esta sanación SOLO como complemento.


Si eres alguien muy intuitivo y necesitas trabajar algún chakra o centro energético, puedes usar este método también. Esta hecha de forma que se adapte a diferentes contextos y situaciones.


Lo importante de esta sanación es que se trata de una autosanación, aunque puede ser aplicada a otros es recomendada para hacerla personalmente, ya que hace que uno se conecte con su propio potencial energético, cosa que a veces olvidamos poseemos.


Si eres un sanador por naturaleza y deseas aplicarle la sanación a alguien, es recomendable que lo hagas solo un par de veces y después recomiendes la hagan personalmente. Este caso sería para personas que aun no creen en su verdadero potencial y se ayudan de sanadores, por lo tanto, si se aplica a personas y ven que funciona es importante recalcarles que es para hacerlo con uno mismo y que la misma energía que mueve el sanador es la de uno mismo, por lo tanto, es posible.


Esta altamente recomendada en momentos de crisis, créanme, sé que a veces parece imposible darse en un respiro en los momentos de dolor intenso y crisis emocional ¡Pero es más que posible, una técnica es respirar profundo o hacer alguna oración y dejar a un lado la resistencia que a veces corre por el torrente energético cuando nos sentimos muy mal!


También conecta con nuestra naturaleza intuitiva que dormimos constantemente. Es muy importante confiar en esta naturaleza. Esta sanación ayuda y ejercita esta parte que nos ayuda a conocernos aún mejor


Paso 1_ Recuéstate o acomódate en una silla, tu cuerpo tiene que sentirse lo más cómodo posible, esta posición es libre. Hay gente que prefiere incluso la posición de loto, acostados de lado. ¡Tu solo escucha a tu cuerpo y hazle caso!


Paso2_ Ahora es importante que lleves tu atención a las palmas de las manos, trata de concentrarte e intuir que color de energía sale de tus manos naturalmente y aplicar este color visualizando que sale de las palmas de tus manos y aplica esta energía en la zona más afectada, donde haya más dolor o molestia. Si no puedes ver o intuir que color sale de la palma de tus manos, visualiza el color que más te guste o te atraiga y hazlo de este modo.


Paso3_ Ya que estés pasando energía del color que sea a esta área, es necesario intuir o sentir como sientes la zona afectada y si ves algún color, recordar que color viste, si tiene alguna textura o incluso forma.


Paso4_ Mientras haces este ejercicio de pasar energía, concentrarte en lo que sientes y al mismo tiempo manda esa luz y ese color a la zona (el tiempo lo decides tú, lo que creas necesario, si no sabes calcula unos 5 o 10 minutos)


Paso5_ Coloca tus manos de forma que parezca que estas sosteniendo una esfera, visualiza el color, forma o textura que viste o imaginaste previamente de la zona afectada. Imagina que la colocas en esa esfera como si flotara en el medio de la esfera. Aquí empieza a respirar muy profundo y al inhalar imagina que te llenas de amor, luz y energía y al exhalar imagina que hay una energía en tu corazón que sale como un torrente de agua o incluso como si fuera aire y mándalo hacia la esfera y al color, textura o forma de la zona afectada. Imagina que sale de tu corazón ese soplo de energía y lleva un color, el que tu prefieras o que intuyas. De nuevo si no ves algún color o no lo puedes intuir, utiliza el color amarillo cálido e imagina que es cálido. Este color es el color de la Fé. Haz esto un buen rato hasta que sientas que has transformado esa energía de la zona afectada en ese mismísimo color y energía. Cuando sientas esto ve uniendo las palmas de tus manos hasta que se peguen una con otra, poco a poco.


Paso6_ Ahora ponemos las yemas de los dedos juntas y con la respiración vamos a visualizar que hay un canal de luz amarilla cálida que pasa a través de las palmas, concéntrate e imagina que esta energía corre con fuerza a través de el centro de la palma de la mano. Puedes verificar hasta que se sienta calientito con los dedos.


Paso7_ Cuando sientas que esta energía corre y esta calientita, vas a aplicarlo a la zona con tus manos, la forma es visualizando que aplicas esta energía llena de fe y amor, esta luz de color amarillo cálido. Cuando inhalas imaginas que esta energía cobra fuerza y cuando exhalas aplicas toda esa energía y calor sanador a el área u áreas necesarias. Haz esto el tiempo que consideres necesario. Puede que llegues a relajarte mucho o a que te sientas mucho más tranquilo, en este momento puedes conectarte con el universo, Dios o la energía cósmica que te llena de amor y vitalidad. Si quieres, puedes hasta pedir ayuda para el padecimiento en particular, que te iluminen para seguir sanando y poner una energía de disposición. Es un espacio ideal para adentrarse en uno mismo.


Agradecer en estos momentos es maravilloso y hace que la energía se potencie aún más. Hay personas que perciben a sus guías, maestros ascendidos o seres queridos que han partido y los siguen guiando. Si quieres puedes pedirles que te guíen a través de esta sanación.


Si eres devoto de algún maestro como Jesús o Buda, puedes pedirles que a través de ti ellos te sanen directamente.


Constantemente nos olvidamos, pero estamos compuestos nosotros mismos de pequeños seres, estos seres son nuestras células y átomos. Imagina que les hablas y les agradeces su trabajo especialmente donde está el padecimiento. Diles que los amas y que sabes que hacen lo mejor que pueden, mándales amor y luz, como si se lo mandaras a un ser querido. Lo mismo.


Paso8_ Cuando sientas que la zona se siente muy calientita o relajada puedes parar de hacerlo. Hay que “tirar energía de fe” en la zona constantemente (al menos así lo dice este ser 😉)


Paso9_ Ya que percibes la zona sanada o que se siente mas relajada o cargada de amor y buenas vibras 😉 coloca tus manos de nuevo como si sostuvieras una esfera e imaginas que todo ya se ha sanado con esa luz cálida, si percibes que ha quedado un poco, manda más luz desde tu corazón. Nuevamente ya que esta llena de luz, ve juntando las palmas de las manos poco a poco. Cuando se unan tus manos, manda esa energía al universo y a Gaia (la madre tierra) esto sirve para enraizar la sanación y al mismo tiempo crear una conexión con la madre tierra.


Paso10_ El último paso consiste en hacer algo que se llama un candado y consiste en cristalizar y condensar la energía con la que sanamos y poder contenerla en el espacio que trataste o quieras seguir tratando. Con las palmas de las manos viendo hacia abajo y dejando un poquito de espacio entre ellas y la piel, visualiza de nuevo energía amarillo cálido, la energía de la fe. Imagina que tus manos son un escáner y vas a ir pasando esta luz poco a poco por la zona. Inhala y exhala de nuevo poco a poco e imagina que vas empujando esa energía y que la vas conteniendo en ese preciso lugar. Vas a ir pegando tus palmas o el “escáner” cada vez mas a tu piel. Cuando pegues con piel el candado estará hecho y notaras que