Regalo de Quetzalcóatl para el día de muertos | Primera Parte

Actualizado: 20 abr



Mensaje Dia de muertos Quetzalcoatl

Hoy queremos compartir con ustedes una comunicación que tuvimos con el maestro ascendido Quetzalcóatl, el día del portal 10/10/2020, frente a la pirámide de Cholula… que se nos pidió difundiéramos para el día de muertos.


Mi hermana y yo llevamos algunos meses conectando con la conciencia de Quetzalcóatl y se nos ha pedido que comencemos a difundir sus mensajes. Lo que nuestro querido Quetzal (como le decimos de cariño) tiene para compartir con nosotros, es parte de lo que trajo a la conciencia de la humanidad en los tiempos en que fue un hombre de carne y hueso difundiendo la palabra de Dios.


Algunos de sus mensajes, aunque hermosos, pueden llegar a ser un poco controversiales para algunas mentes, debido a los prejuicios que se nos han inculcado durante milenios sobre el mundo material y el disfrute. Pero hoy es tiempo de quitarnos de encima esas ideas preconcebidas porque si hoy se nos está trayendo de nuevo esta frecuencia, es porque, como verán que el mismo Quetzal nos repite en varias ocasiones durante la comunicación, ya estamos listos para abrir nuestros corazones y recibirlo.


Así que sin más te dejamos con él:


𝑺𝒐𝒃𝒓𝒆 𝒍𝒂 𝒂𝒍𝒆𝒈𝒓𝒊́𝒂 𝒚 𝒆𝒍 𝒅𝒊𝒔𝒇𝒓𝒖𝒕𝒆


¿Qué hace falta en la conciencia colectiva hoy?


Estos tiempos nos piden poner nuestra atención y energía en desbloquear la conciencia de la alegría y el disfrute.


Cada lugar geográfico tiene una conciencia y sabiduría específica. Todos podemos conectarnos con los conocimientos que los lugares nos dan. Quetzalcóatl ha despertado para transmitirnos la importancia de volver a encender esa llama que tiene la tierra mexicana.


Estamos ahora, mientras canalizamos esta información, sentadas en las gradas que dan hacia la pirámide de Cholula, es sábado y el parque está rebosante de gente disfrutando, de niños corriendo y riendo, de vendedores ambulantes, de personas comiendo y comprando. Quetzal nos dice que es la energía y la conciencia que está presente en el pueblo y en la Tierra Mexicana, nos invita a regresar a los tiempos prehispánicos en donde también mucha de la vida cotidiana giraba en torno al festejo, el tianguis, la comida, la convivencia…


Esta energía ha estado por mucho tiempo mal balanceada, y como todo lo que no está en equilibrio, se termina convirtiendo en un lastre. Así se ha formado el estereotipo del mexicano holgazán y borracho, demasiado “relajado”.


Sin embargo, ahora nos encontramos en un momento distinto de la conciencia colectiva, por eones nuestra conciencia estuvo limitada y nos alejamos de los conocimientos del alma y del cosmos, pero ahora estamos listos, vivimos tiempos nuevos, la humanidad ha evolucionado lo suficiente para dar el salto. Parte de nuestra ascensión de la conciencia nos exige ahora reconectar con esas partes que hemos olvidado o que hemos dejado a un lado, incluso viéndolas como algo malo o que nos limita en nuestra evolución espiritual.


Precisamente el trabajo de la conciencia del maestro ascendido QUETZALCÓATL, es el permitir soltarnos al disfrute, confiar en la abundancia del universo “todo es luz”, nos dice.


Quetzalcóatl como maestro, es un ser sumamente abundante y generoso.


Nos pide que llevemos la mirada al mural de los bebedores de pulque de la pirámide, que recordemos que las ceremonias sagradas y la conexión con los dioses aquí en México ha estado muy conectada también a la energía de disfrute, abundancia. El pulque es una representación de la unión de lo sagrado, con lo festivo y la generosidad de la madre tierra y el universo.


Llevamos unos meses conectando con la conciencia del Quetzalcóatl, se nos muestra siempre como calma y dulzura, nos invita cada vez que lo sentimos a dejar que las cosas sigan su ritmo natural.


Cuando comenzamos a sentirlo cada vez más fuerte y claramente, nuestro corazón se veía movido a seguir sus anhelos, y Quetzal nos invitaba a pedir lo que nuestro corazón solicitaba, de hecho nos pidió hacer una lista de nuestro anhelos y nos dijo que tuviéramos la ilusión que tiene un niño cuando pide un regalo y se emociona tanto que no le cabe duda de que ese regalo va a llegar, sin preguntarse cómo, solo confiando en la bondad del universo.


Para eso, nos dice Quetzal, es necesario dejarse fluir como el agua.


Nosotras llegamos a Cholula gracias a la guía y los regalos de Quetzal, era necesario que conectáramos directamente y experimentáramos en carne propia cómo funciona esa energía de esta tierra sagrada. En esta tierra siempre hay tiempo para el disfrute, el hecho de que esté llena de restaurantes, bares y lugares de entretenimiento, no es en vano, de hecho, cada lugar, con su propia energía, atrae como imán las mismas frecuencias, es por eso que Cholula es la tierra de celebraciones, fiestas, convivencia, disfrute y relajación.


“Cuando estás disfrutando, es más fácil trabajar otras cosas, cuando disfrutas y tu corazón está contento, no te resistes y es más fácil que entre Dios en tu corazón”, nos dice nuestro amado amigo La Serpiente Emplumada.


La gratitud también es sumamente importante y está muy ligada a las ofrendas. México es una tierra de ofrendas, ofrendamos comida, objetos, acciones, intenciones… como un gesto de gratitud hacia la bondad de nuestros dioses. Quetzal nos pide que veamos el disfrute como una ofrenda de amor del universo para nosotros y de nosotros para el universo.


Durante eones, no hemos podido acceder a esto, incluso en otros planetas. Se nos ha limitado y ensombrecido esta conciencia del disfrute y el contento, pero ahora ya estamos listos para volver a abrirle la puerta.


La tierra sagrada del Mictlán (el inframundo mexicano) es un lugar entre dimensiones que es real, así como Avalon, El Valhala y otras tierras míticas que están presentes en nuestro inconsciente colectivo y que tienen una función específica en nuestra trascendencia como humanidad. Esta tierra también trae consigo el sello energético del disfrute; donde la muerte nos permite tener la conciencia de la vida eterna y de cómo la vida es un puente que está hecho también para disfrutar de los placeres que nos brinda la mortalidad, la vida es vista como un rito de paso a la conciencia de la eternidad.


En la tierra este rito de paso implica el disfrutar de los frutos que nos da mamá Tonantzin. Pero la conciencia del disfrute y del goce de la vida, está en todos lados, no sólo en la tierra. Lo mismo es para la conciencia de Quetzalcóatl, que está en todos los rincones del universo. En esta conciencia, no existen el dolor ni el sufrimiento, tampoco el trabajo “duro” y “arduo”.


Cuando hablas con él, no te dice qué trabajar, si no que recalca el mimarte, el festejar, por eso en México somo tan fiesteros.


Esta energía es preciso integrarla más profundo que sólo hacia la fiesta, hay que hacerla parte de la existencia, hay que hacerla vibrar en cada una de nuestras células, para que nuestra vida entera sea un festejo de todas las maravillas del universo y lo que implica conocernos como parte de la fuente en estas múltiples experiencias encarnados como seres de carne y hueso. Esto nos permitirá acceder a la abundancia infinita.


Es de vital importancia el entender que si estamos encarnados en este plano material es para revivir nuestra experiencia del amor infinito desde este lugar particular, descubrir la magia que implica y conocer otras perspectivas de lo siempre vivo y siempre presente: el amor.


Si se trabaja el disfrute desde este plano material desde el amor, accederemos más fácilmente a otras esferas de conocimiento y a nuestra conciencia universal, y no habrá riesgo de perdernos en el camino.


Este plano (en el universo) carnal y material, es un plano rico, que se debe disfrutar y no ignorar. Cada maestro trae consigo distintas perspectivas, todas verdaderas y válidas y en la perspectiva de Quetzal es igual de importante lo material que lo interior. Por muchos eones en la historia universal, no estábamos listos para terminar de integrar por completo estas premisas, era también parte del juego, pasar por cada nivel, pero hoy se han desbloqueado ya otros niveles y es por eso momento de experimentar desde lo divino, lo carnal y material.


¿𝑪𝒐́𝒎𝒐 𝒄𝒐𝒎𝒆𝒏𝒛𝒂𝒓 𝒂 𝒄𝒐𝒏𝒆𝒄𝒕𝒂𝒓? (𝒄𝒐𝒏𝒔𝒆𝒋𝒐𝒔 𝒅𝒆 𝑸𝒖𝒆𝒕𝒛𝒂𝒍𝒄𝒐́𝒂𝒕𝒍)


- Para los que meditan: conectando con la energía y las representaciones terrenales del Mictlán.


- Haciendo caso a los anhelos materiales conectando desde lo divino, preguntándote ¿por qué quiero eso?, por ejemplo: para compartir, amar, sentir calor de hogar, desde lo que te dará esa experiencia (en el plano divino).


- Quetzal como maestro ascendido, te cumplirá todos los deseos, si sabes desde dónde lo estás pidiendo (desde el amor divino y no desde el apego).


- Invocar a Quetzal: si lo haces desde el disfrute y desde el amor divino, su conciencia se conectará contigo. Cuando te haces consciente de lo divino en lo material. Puedes comenzar por cosas simples y pequeñas, con confianza de que lo que pidas lo vas a tener y va a suceder, porque somos hijos amados del universo y nos quiere consentir.


_______________________________________________________________________

¿NECESITAS ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL Y GUÍA PERSONALIZADA A UN PRECIO JUSTO?CONSULTA MIS SUSCRIPCIONES DONDE PODRÁS VER CUAL ES TU PRESUPUESTO IDEAL DEPENDIENDO DE LA AYUDA QUE NECESITES, DESDE $560MXN AL MES


https://www.encountersmb.com/subscriptions



Para Consultar los servicios de consejería espiritual y psíquicos que ofrezco ve aquí:

https://www.encountersmb.com/servicios



Suscríbete a mi canal de Telegram: